Memorias de una amigo imaginario de Matthew Dicks (mini)



Título: Memorias de un amigo imaginario.
Autor: Matthew Dicks.
Saga: Autoconclusivo.
Editorial: Nube de tinta.

Max solo tiene 8 años y no es como los demás niños. Él vive para adentro y cuanto menos le molesten, mucho mejor. No le gustan los cambios, las sorpresas, los ruidos, que lo toquen y que le hagan hablar por hablar. Si alguien le preguntara cuándo es más feliz, seguro que diría que jugando con sus legos planeando batallas entre ejércitos enemigos. Max no tiene amigos, porque nadie lo entiende y todos, hasta los profesores y sus propios padres, quieren que sea de otra manera. Solo me tiene a mí, que soy su amigo desde hace cinco años. Ahora sé que Max corre peligro y solo yo lo puedo ayudar. El problema es que Max es el único que puede verme y oír. Tengo mucho miedo por él, pero sobre todo por mí. Los padres de Max dicen que soy un"amigo imaginario". Espero que a estas alturas tengas claro que no soy imaginario.






OPINIÓN PERSONAL
 
    No había leído ninguna critica y no sabía que me iba a encontrar. Me llevé una grata sorpresa al descubrir lo que había dentro.
“-¿Sabes lo que más me gusta de Max?-le pregunto.
-No. No conozco a Max.
-Lo que más me gusta es lo valiente que es.
-¿Qué ha hecho de valiente?
-No es solo una cosa. Es todo. Max no se parece a ninguna otra persona del mundo. Los niños se burlan de él porque es diferente. Su madre quiere convertirlo en un niño distinto y su padre lo trata como si no fuera como es. Incluso los maestros lo tratan de un modo especial, y no siempre muy bien. (...) Nadie trata a Max como si fuera un niño normal, pero todo el mundo quiere que sea normal, nadie quiere que sea como es. Y, pese a todo, Max se levanta de la cama cada mañana para ir al colegio y al parque, e incluso a la parada del autocar.”

    Budo es el amigo imaginario de Max y nos cuenta su historia, sus miedos y sus dudas en una emotivo libro en el que también vamos descubriendo la vida del niño, sus padres y de todos los que les rodean.
    Es un libro que cuenta una historia profunda, pero con un lenguaje muy sencillo. Está relatado con la simpleza de un niño, pero con la trascendencia de un adulto.
"Es muy extraño ser un amigo imaginario. No te asfixias, ni te enfermas, ni te rompes la cabeza en una caída y tampoco pillas neumonías. Lo único que puede matarte es que una persona no crea en ti. Y eso es más frecuente que todas las asfixias, caídas y neumonías juntas."

     Te atrapa por completo y al ser corto no se tarda nada en terminarlo. El mundo de Max y Budo te hace pensar en muchas cosas y en como los niños necesitan escapar de algo con ayuda de la imaginación
     He de reconocer que había momentos en los que me desesperaba, porque por mucho que lo intentara al ser imaginario no podía hacer nada por ayudar a otros cuando más lo necesitaban.
     Es un libro fácil, corto y con un gran mensaje que nos hace recordar nuestra infancia. Además es fácil cogerle cariño a todos los personajes sobre todo a los dos protagonistas.

PUNTUACIÓN

Título: 4
Portada: 4
Personajes: 4
Trama: 3
Ritmo: 3
Final: 3


Nos leemos ^^

No hay comentarios:

Publicar un comentario