Ánima de Wajdi Mouawad



"El tiempo no existe, no hay más que instantes, y la yuxtaposición de instantes produce la ilusión del tiempo."

Ya me habían hablado maravillas de lo que escondía, pero todos sabemos el daño que hacen las expectativas. Era momento de abandonar el mal hábito creado por muchos años de lectura. Abrí las páginas de este libro creyendo que me encontraría más de lo mismo: una historia de asesinatos con tinte trágico.
Podría rellenar páginas y páginas hablando de lo que me pareció. Podría hartaros hasta que acabéis dejándome hablando sola.  Podría usar las palabras técnicas más enrevesadas sacadas de un diccionario. ¿Pero serviría de algo? No, solo os aburrirías y dejarías el blog, pensando que no es más que una reseña como tantas otras. ¿Pero quien quiere escribir para no ser leído?
Voy a tratar de abandonar mi artificialidad, mi falta de personalidad, por primera vez desde que tengo el blog y voy a intentar dejaros ver el motivo por el que, en mi opinión, Ánima debe ser leído.
El libro está narrado por animales, desde una pequeñísima hormiga hasta un gran oso, pasando por toda clase de especies. Conoces todo a través de sus ojos, ves lo que ellos ven, vives lo que ellos viven. No somos más que meros espectadores de los acontecimientos, testigos de una historia que no cuentan los protagonistas, sino que otros seres vivos se van pasando el relevo unos a otros para hacernos llegar lo que ven y oyen. La dureza de cada escena adquiría un matiz diferente según el narrador, a veces todo se aceleraba y parecía que sucedía en un simple instante, otras volvía al ritmo normal de una historia, reflejando cada detalle.
Ya no solo descubrías lo que el protagonista vivía, si no que te adentrabas en la vida de los animales, sintiendo lo que ellos sienten, descubriendo su dolor, su forma de sobrevivir, la cercanía con otros seres vivos…
No recuerdo en que punto exacto quedé completamente atrapada en la historia, tratando de comprender a todos los personajes, desde el más inocente hasta el más cruel. Ni si quiera recuerdo cuando me di cuenta que la novela adquiría un matiz más existencial, más profundo. Llega un momento en el que dejas de verlo todo como un simple testigo y caes de lleno en la narración, contemplando de otra forma los detalles.
Si alguien me pidiera que definiera Ánima con un sentimiento, mi respuesta sería “Empatía”. Sí, Empatía, ese sentimiento que muchos deberían conocer pero que la mayor parte del tiempo se olvidan de su existencia. Al terminar el libro, acabas preguntándote como una persona puede soportar tanto dolor. El corazón se te encoge al comprender la cantidad de sufrimiento que puede cargar alguien sobre sus hombros.
Es un obra dura, compleja, llena de detalles y sobre todo profunda. ¿Volvería a leerla? Sí, una vez más y las que hiciera falta, para descubrir todo lo que esconde entre sus páginas y que con una primera lectura no eres capaz de plasmar. ¿Me ha gustado? Lo suficiente como para llegar a convertirse en uno de mis imprescindibles. ¿La recomiendo? Absolutamente, merece la pena cada segundo que se le dedica. Aún me queda mucho que leer, mucho que descubrir, pero por ahora me siento orgullosa de haberle dado una oportunidad a Ánima.
Para concluir, os dejo con una pregunta… ¿Podríamos estar ante un genio?¿Alguien capaz de llenar con su obra? 

No hay comentarios:

Publicar un comentario