El mundo azul, ama tu caos de Albert Espinosa



¿No os habéis planteado como es posible que un libro pueda llegarte al alma o como un autor puede conseguir alcanzarla con solo unas palabras? Siendo sincera, por más que lo piense, no soy capaz de llegar a una respuesta clara (tal vez, no quiero resolverlo y eso no me deja verlo). A lo largo de mis años de lectora (y los que me quedan) he tenido entre las manos ejemplares de distintas clases: unos me han dejado un mal sabor de boca y he sentido que mi tiempo había sido perdido, pero otros han llegado a los rincones más profundos de mi pequeña alma.

Cuando acabé de leer El mundo azul, Ama tu caos, me planteé dejarlo pasar y no escribir ninguna reseña. Os preguntaréis por qué y la respuesta es muy simple, porque no creo que pueda hacerle justicia con mi opinión. Me puedo sentar delante del ordenador (como ahora) y daros la lata contando todo lo que pienso de él, pero nada de todo eso podrá llegar a ser fiel a lo que tengo en la cabeza.

El libro desde el principio al final solo se puede definir con una palabra caos. Es puramente caos, una sucesión de ideas, personajes y lugares que se entremezclan entre si y, es entonces cuando tu mente también se vuelve más caos, un hervidero de pensamientos que te cuesta controlar.

Nos encontramos ante un chico a las puertas de la muerte, del que no se llega a saber su nombre verdadero en ningún momento (al menos no lo llegué a ver) y que sale del hospital porque no quiere que sus últimos días pasen entre batas que no se colocan bien, sonidos de máquinas y ese olor a desinfectante que se te mete en la nariz. Así que, imaginadlo, con el miedo en su cuerpo y subiendo, sin pensar demasiado, a un avión rumbo a su próximo destino, un lugar que nunca pensó que le marcaría tanto.

"[…]El dolor siempre es parecido. Cuando llega, es insoportable. Cuando pasa, lo olvidas.
El dolor emocional es justo lo contrario: cuando aparece por primera vez, jamás te imaginas lo que dolerá con el tiempo."
Cada persona que se encuentra, le enseña algo nuevo. Solo con unas palabras o un gesto, el protagonista comienza a coger detalles de las otras personas que marcaran su vida... o mejor dicho, sus últimos días. 

Se podría decir que es difícil de leer, encontrarse con una historia como la que Albert Espinosa nos narra no es un camino de rosas. Sin embargo, alejarse de ella por eso, nos haría perdernos una cantidad increíble de pensamientos que te llegan hasta los más profundo del alma. De una forma o de otra, nos marca.

El éxito tiende a llevar a los grandes cuesta abajo y a conseguir que yo los aborrezca, pero Albert Espinosa, no solo se mantiene con sus más o sus menos, sino que con cada libro a mi me conquista más. No es la primera vez que lo digo, pero la pluma de este autor tiene una "chispa" especial, una "magia" que consigue sacarme de cualquier lugar donde me haya encerrado. Sin llegar a ser pesada, nos deja caer temas profundos que te llenan y se quedan grabadas a fuego en tu mente. Ni si quiera eres consciente de que ya se ha terminado.

Tengo que reconocer, después de todo, que aunque la idea y el caos que lo puebla todo está bien desarrollado, no se ha convertido en mi favorito. Brújulas que buscan sonrisas perdidas consiguió levantarme en uno de los más largos momentos bajos que he tenido y por ahora se mantiene en el podio; pero no negaré que se ha quedado justo por debajo y que tiene todas las papeletas de ser releído una y otra vez.

Si me pregunta si es un libro recomendable y que hay que leer, mi respuesta es que si. Cada una de sus obras merece una oportunidad, aunque tengan sus más y sus menos. Mundo azul, Ama tu caos te hace fijarte en ciertas aspectos y te ayuda a darte cuenta de lo que estás haciendo con tu vida, a dónde quieres llegar y cómo lo estás haciendo.

Se ha convertido en uno de mis imprescindibles, por su facilidad de leer y por alcanzar mi alma como solo Albert Espinosa sabe hacer. Doy gracias porque existan autores como él, con ellos la literatura seguirá viva.
"El caos es aquello que te hace diferente, aquello que la gente no comprende de ti y que desea que cambies. Pero uno es su caos.
Por ello, cuando alguien no te entienda, dile:
Ama mi caos"


¿Sabéis lo que es tener el libro lleno de post it, para no estropearlo y poder captar todo? Pues mi edición ahora mismo es digna de ver, creo que hay más fosforitos que letras de imprenta. ¡Por el mundo azul de Albert Espinosa!
Ha llegado la hora de exámenes y hasta dentro de un tiempo no podré subir nada nuevo. Os dejaré con las entradas que había ido poniendo en "De prólogo a epílogo" y así no estará el blog vació (Cuando acabe, borraré el otro blog)

No hay comentarios:

Publicar un comentario