Flox de los colores · Elisabetta Gnone


ANTES DE LEER LA RESEÑA


A finales de 2016 empecé una relectura de los tres primeros libros, para poder adentrarme en los nuevos que sacaron y que daban por finalizada esta historia. Seguía teniendo la esencia de siempre, no importaba que lo estuviese leyendo con los 20 años bien puestos. No solo eso, si no que me devolvió la emoción por descubrir historias, por leer hasta las tantas (Harry Potter también ayudó).

Es por esto que hoy os traigo la reseña de uno de ellos, inocente y nostálgica. ¿Qué mejor forma de empezar a reseñar de nuevo con un libro lleno de recuerdos? 


RESEÑA

Puede contener spoiler de libros anteriores

Si me pidiesen que escogiese un libro que te devolviese a la infancia, que transmitiese inocencia y te hiciese creer en magia; sin duda elegiría Fairy Oak. La saga completa te devuelve a una época en la que jugar era lo único que importaba, mirar a tu alrededor era descubrir cosas nuevas y sentir curiosidad no mataba al gato. Sin embargo, no estoy aquí para hablar de todos los libros, si no del sexto: Flox de los colores.
Tampoco los árboles se quedan atrás, todo el valle parece embrujado
La historia se centra en la aventura de Flox, la amiga de las gemelas. Su misión es descubrir el secreto de la Danza de la locura (durante el otoño, los ciudadanos comienzan a hacer cosas extrañas y por eso se bautizó así) y el por qué de que todo el mundo acabe siendo afectado. Al mismo tiempo, Pervinca, Vainilla y el resto de la banda del capitán quieren descubrir qué está ocurriendo en el colegio. Esta segunda es la que se relata en mayor profundidad, mientras que Flox va investigando por su cuenta y sacando sus conclusiones.

La narradora, como siempre, es Felí (el hada niñera de los Periwinkle). La diferencia con los tres libros principales es que, en vez de estar escribiendo un diario, les está contando una serie de misterios al resto de hadas en el reino del Rocío. Felí ha vuelto tras su periodo como niñera de las gemelas y las demás estaban ansiosas por descubrir que había ocurrido con todo el valle de Fairy Oak tras el Terrible 21. Cada noche cuenta un misterio (corresponde a cada libro) y en Flox de los colores, nos habla del tercero: la amistad.

Cabe destacar la metáfora utilizada para hablar de la amistad, descubierta por Vainilla mientras observaba las raíces de tres rosales, enredándose entre sí para sostenerse mejor. Nos comparan la amistad de las gemelas y Flox con raíces que se entrelazan. La debilidad de una es la fortaleza de otra, ayudándose unas a otras como buenas amigas conseguirán superarlo todo (como las ramas fuertes de los tres rosales que sostienen las débiles). Nos muestra una amistad que crece de raíz, fuerte y segura, en la que todas aportan algo. ¿Quién no querría una así?

En cuanto a los personajes, vamos a hablar solo de Flox (la más importante en la sexta entrega). Se trata de una joven despistada, amante de los colores. Si tuviésemos que elegir a uno de los personajes que más inocencia respira, sería Flox. Siempre pendiente de lo que la rodea, buscando los colores del mundo y descubriendo novedades en lo cotidiano. Mientras que Vainilla es la responsabilidad y Pervinca la rebeldía; Flox es la inocencia. 

Elisabetta Gnone ha conseguido mantener la esencia de Fairy Oak hasta ahora, sin que ningún libro parezca relleno (como pasa con otros autores como Cassandra Clare). Su forma de escribir, sencilla y sin florituras, nos lleva (una vez más) a esa inocencia de la que he hablado durante toda la reseña. Acabas el libro con una sonrisa, feliz de haber vuelto a leer una correría más de la banda del capitán.

En conclusión, no os arrepentiréis de darle una oportunidad a esta nueva aventura. Se trata de una historia llena de curiosidad infantil, de colores, de locura y de diversión.

✩✩✩✩✩

No hay comentarios:

Publicar un comentario