Rey de corazones • Hanna Krall

RESEÑA

Puede contener spoiler

La obra que vamos a comentar es Rey de corazones de Hanna Krall, autora polaca que nació en Varsovia en 1935 en el seno de una familia judía y sobrevivió a la guerra a pesar de que mucho de sus familiares fueron asesinados. La historia gira alrededor de Izolda, la protagonista y se desarrolla durante la II Guerra Mundial. Al principio su vida parece ir todo lo bien que podía ir en aquel momento: se casa, comienza una vida con su marido en el gueto en el que estaban, vive junto a su familia y ayuda con los enfermos de Tifus en el hospital. Es cuando entran en el gueto para transportar a la gente, cuando comienza a movilizarse para mantener a su marido y a ella con vida. A partir de ese momento, la historia gira en torno a todo lo que tiene que hacer para continuar adelante y salvar a su marido innumerables veces. Viaja a Varsovia y cambia su nombre para que nadie pueda identificarla como judia, ayuda a sacar del gueto a su madre y la familia de su marido, es encerrada en prisión incontables beses, se escapa de campos de trabajo e incluso de concentración, va a Viena, llega a Alemania, hace diversos trabajos para conseguir contactos y dinero…

Dejando a un lado la trama, vamos a hablar con la estructura de la obra. Rey de corazones se compone de una gran cantidad de capítulos muy cortos (una página el más pequeño y tres el más largo) en sus 194 páginas. Cada cierto número de capítulos, aparece uno titulado “El sillón” que suele seguir la misma estructura: o habla de lo que le dirá a sus nietas e hijas sobre su historia, o habla de lo que hubiese pasado si no hubiese vivido como lo hizo. Puede servir como forma para dividir la historia, pero nosotros nos centraremos en otra forma mucho más común: siguiendo el característico esquema principio-nudo-desenlace.

En cuanto a la primera forma, el principio iría desde que empieza el libro hasta que ella consigue salir del gueto, el nudo consistiría en todo lo que tiene que vivir para salvar a su marida (llegaría hasta el final de la guerra, justo cuando se reencuentra con él en Mauthausen) y el desenlace abarcaría desde que se reúnen de nuevo hasta la última página (habla de todo lo que vive tras la guerra, del nacimiento de sus hijas, de la pérdida del marido, de todo aquel que no sobrevivió a la guerra…).

«¿Cuántas veces se contrae el corazón por minuto? Eso depende de si el hombre tiene miedo»

Rey de corazones nos muestra la guerra como es, cruel e injusta. Nos habla de las pérdidas que sufrió la gente, de la cantidad de personas que no fueron encontradas y de las que nunca se supo su destino. Izolda, nuestra protagonista, lucha con todo lo que tiene para conseguir sobrevivir, porque ante una situación así, lo único que puede hacer es intentar mantenerse con vida con los recursos que encuentra en su camino. Hanna Krall no intenta romantizar la guerra como muchos otros autores intentan, la presenta tal y como es. A partir de este tema principal (la guerra), encontramos otro igual de importante: el racismo que lleva al genocidio judío producido por los Nazis. Isolda trata de ocultar sus raíces y aún así, continuan encontrándola. Utilizan expresiones como: “Habla como una judía, se viste como una judía, tiene la mirada de una judía” que son símbolos de racismo, del desprecio hacia una raza por el simple hecho de ser distinta. Incluso al final de la historia, cuando la guerra ha terminado, tanto Izolda como su marido consiguen su pasaporte en el que dice: “No son realmente Polacos”. Por el simple hecho de pertenecer a Polonia, ya deberían ser considerados polacos. Otro tema que suele acompañar a la guerra es la hambruna y como la mayoría no tiene nada para comer, las raciones que se reparte son cada vez más escasas y las enfermedades creadas por la desnutrición comienzan a abundar. El último tema que podemos ver perfectamente en esta obra es el suicidio. Cuando llega un momento en el que los afectados por la guerra no encuentran una solución y no ven una forma de sobrevivir, prefieren poner fin a sus vidas. Quizás si tuviese que poner un ejemplo de esto, uno de los más duros de la obra, es cuando las hermanas del marido se envenenan con cianuro y se llevan con ellas al sobrino, un niño pequeño que a penas sabe lo que está pasando.

En conclusión, Rey de corazones es una obra dura como la gran mayoría que hablan sobre la guerra y el sufrimiento humano, pero también nos habla de la superación, de como Izolda sigue avanzando, sin rendirse, tratando de sobrevivir como puede.


✩✩✩

No hay comentarios:

Publicar un comentario